Dice el dicho… “Soldado advertido no muere en guerra”…

Falso! Cuando se trata de sentimientos el corazón no escucha refranes, no escucha a los otros, no ve la realidad, en algunas pocas ocasiones finge escuchar al cerebro para luego traicionarlo en el momento justo en el que va a ser destrozado!

Lo sé sueno algo negativa (normal cuando me acaban de meter un golazo (aprovechemos la época mundialista) en mi propia cancha, en el juego que propuse yo misma), realmente no es cuestión de negatividad, como siempre en mis escritos solo intento compartir lo que considero se puede volver conocimiento útil atreves de las buenas o no tan buenas experiencias.

El punto…si ya sabias como podía ser el juego no deberías sentir frustración por haber perdido, cierto?, pues no es así, abundan las frases típicas, las advertencias constantes, la sospecha, hasta el temor y aun así el corazón sale roto porque siempre y cada una de las veces que iniciamos una relación, la esperanza se renueva, las ganas vuelven y así existan miles de indicadores de fracaso todos serán ignorados por la posibilidad de repetir los pequeños “momentos” de felicidad.

Una de mis películas favoritas dice con respecto al final de las relaciones “una más, una menos”, frase ligera a simple vista, pero no, realmente es la mejor forma de tomar cada inicio y cada fin; una relación más que debe existir para que sea una menos para llegar a la correcta (si es que debe existir la correcta o definitiva). Una ruptura es un duelo más, algunas personas lo llevan más fácil, asumen los finales como una resolución de un juicio lógico, otras amanecen con trozos de papel higiénico en el rostro pues lloraron por horas hasta dormirse(o desmayarse), sin embargo sin importar la reacción de cada cual, el hecho es el mismo, la existencia de una persona en el espacio-tiempo asignado para él/ella en tu vida desapareció, alguien ha muerto, ha muerto su papel en tu vida, su rol en tu cama, su puesto en la mesa, su piel sobre la tuya, sus ideas frente(encima, en contra, debajo, a favor) a las tuyas, su sombra en tus días, sus huellas en el piso de tu apartamento recién trapeado…se fue!

El duelo puede durar mucho o poco, en el caso de una mujer neurótica como es mi caso, todo es cuestión de percepción, las primeras dos horas después de la despedida parecieron ser igual de largas que los anteriores 12 meses juntos y entonces como cuando te pegas en el dedo chiquito del pie y los primeros segundos son de agonía pura, pasan y pareces estar pasmado o estar bien, y puede que sea solo al día siguiente al impacto. Es imposible determinar los tiempos de reacción, los patrones de comportamiento de una persona suelen alterarse con los agravantes del día a día(o del motivo de la ruptura), sin embargo por algo son llamados patrones y como seres humanos a pesar de nuestra aparente impredictibilidad, realmente somos una especia más, que suele repetir actos, es lo normal y está bien, repetir conductas es síntoma no solo de locura como algunos lo dirían(si se espera un resultado diferente), también es síntoma de autoconocimiento; el verdadero problema de repetir una conducta es que las personas alrededor esperen que esto no ocurra o que de la nada suceda un cambio radical, en los casos que la conducta es nociva.

Es entonces cuando se explica porque es imposible que el “soldado advertido no muera en guerra”…He escuchado ya decenas de historias(contando las mías cuando decido expresarlas en voz alta) donde mujeres y hombres nos repetimos, yo ya sabía como era, el mayor error fue creer que iba a cambiar conmigo, pensé que sería diferente…etc, etc, un montón de culpas que solo disfrazan el hecho de que le pusimos el corazón entero a algo, culpas para evadir el hecho de que creíamos, el hecho de que por un segundo las cosas funcionaron y por ello la esperanza se alargó. No se murió en guerra, o sí, y qué? Ya pasó o ya pasará (también me lo han dicho y también odio escucharlo), pero así es. Alejemos por un segundo el dolor, la pérdida, el sentimiento de confusión, etc, y veamos el panorama con claridad, si tú y él/ella decidieron (así no haya sido un acuerdo) dejar al otro es que alguno o ambos creen que hay alguien diferente y mejor. Si crees que estás en el lugar equivocado vete, para eso son los pies, si crees que estás con la persona equivocada vete, por eso (al menos en nuestra cultura) tenemos la opción de escoger con quien estar y sobre todo tenemos la opción de decidir con quien no hacerlo.

 

Todo este post suena a libro de auto superación y pues si de pronto a alguien (sobre todo a mi) le sirve para ello, me alegra!

Anuncios

ESE OLOR INTOXICANTE…

Ya tu piel, tu pelo y tus uñas te delatan, y con el tiempo el olor parece impregnarse aún con más fuerza. Casi tan permanente como el olor a café, este olor es característico de tu casa, de ti!

Tus amigos ya casi no se quejan y tu ya ni lo notas, esas manchas amarillentas en tu baño y ese olor penetrante y largo,  para ti y para mí magnifico! son lo tuyo.

Sacos claros con manchas que relatan tus intentos, aciertos y desaciertos, uñas con esmalte que parece estar desapareciendo solo en las puntas, una especie de resfrió inexplicable solo con los síntomas de la nariz y todo es puro placer, después de que abres ese frasco(o tanque) de fijador el mundo desaparece, el tiempo es tuyo, la luz es tuya, ya solo importa lo que suceda en esos dos metros cuadrados, es más podrías no volver a salir de ese espacio secreto en el que solo tú, el tiempo, la luz y el papel son posibilidades infinitas.

La primera vez que esperas que la luz pegue en ese papel y logres que se vea tal y como tu memoria recuerda la imagen capturada, es casi tan perfecta como esos segundos que transcurren entre un sí y un primer beso, podría vivir en este cuarto con mil primeros besos, sin duda!

Pasan 2, 4, 30 segundos…quizás más, y  la magia continúa, lentamente la hoja se humedece de revelador y casi sin respirar esperas que la imagen empiece a vislumbrarse, 5 segundos se convierten en una vida entera, una vida entera! la tuya! se detiene , hasta que tu respiración regresa. Recoges tu cabello, de nuevo! esperas que el agua haga su efecto  luego del revelador y entonces cuando el fijador entra en acción, uno, dos, sesenta, qué más da, unos minutos más, aún mejor!

Y esto sí que lo amo!

Ciudad de estrellas…

Un día para recordar mis propias palabras, secar lágrimas y entender las decisiones!!!

Historias de una neurótica

Ciudad de estrellas…

Cuentos de hadas…

Príncipes azules…

Princesas de castillo…

Destino o suerte…

Almas gemelas…

Si hubiera una ciencia que comprobara que los anteriores existen o no, sería muy aburrido, pero menos doloroso. Cambiar felicidad por paz? Pasión por estabilidad? Dolor por rutina? ansiedad por aburrimiento?. Muchos tomarían la opción!, por cuánto tiempo?. Amamos el drama, la historia, el cine, la música, cada medio de comunicación nos ha sembrado la idea de que el verdadero amor debe ser dramático, difícil, ganado. Es de esperar que la mayoría viva relaciones que no disfruta o se amargué porque los estándares son tan altos que no se puede tener una. Pero somos una especie que sobrevive en grupo, no podemos evitarlo, podemos tomarlo como una elección esencial o reconocer la ilusión falsa de que realmente no elegimos con quien estamos, solo con quien no lo hacemos, por más que los medios permitan…

Ver la entrada original 465 palabras más

¡Si un café no se le niega ni a un extraño… un beso tampoco!

La aceptación de tiempo, espacio, cultura, persona, aplica de igual manera para una taza de café que para un beso.

La aceptación de tiempo, espacio, cultura, persona, aplica de igual manera para una taza de café que para un beso. Siempre un beso será bien recibido (esperado o no) a cualquier hora del día, o han escuchado a alguien diciendo “disculpa solo recibo besos los lunes de 2 a 4 pm”, ¡no! A las 3 de la mañana o la 1 de la tarde se vale, por supuesto la hora puede connotar un contexto más o menos intenso…

Puedes besarte en una esquina, en la calle, en la entrada al cine, en el cine, debajo de un árbol, de una lampara, del pasamanos del bus, encima de una torre, de un puente, debajo de una cobija, de la cama, sobre ella, y puedes hacer lo mismo con el café. Puedes tomarte un café un día de sol impresionante, de esos en los que ver a lo lejos empaña tus lentes y te sientes ciego por varios segundos, un día lluvioso donde un beso cura toda la angustia, un día que haga viento o uno tan árido que tus labios se resecan pidiéndolo, de igual manera, un café se puede tomar en cualquiera de estos climas, ¿cierto?

A quién no le ha sacado una sonrisa ese olor a café fresco o ese primer y extraño beso, ¡así que si me lo preguntan se reciben besos o cafés cuando sea!

Ciudad de estrellas…

Ciudad de estrellas…

Cuentos de hadas…

Príncipes azules…

Princesas de castillo…

Destino o suerte…

Almas gemelas…

Si hubiera una ciencia que comprobara que los anteriores existen o no, sería muy aburrido, pero menos doloroso. Cambiar felicidad por paz? Pasión por estabilidad? Dolor por rutina? ansiedad por aburrimiento?. Muchos tomarían la opción!, por cuánto tiempo?. Amamos el drama, la historia, el cine, la música, cada medio de comunicación nos ha sembrado la idea de que el verdadero amor debe ser dramático, difícil, ganado. Es de esperar que la mayoría viva relaciones que no disfruta o se amargué porque los estándares son tan altos que no se puede tener una. Pero somos una especie que sobrevive en grupo, no podemos evitarlo, podemos tomarlo como una elección esencial o reconocer la ilusión falsa de que realmente no elegimos con quien estamos, solo con quien no lo hacemos, por más que los medios permitan que estemos conectados con miles, hasta millones de personas en el mundo, hay billones de habitantes y la posibilidad de conocerlos a todos es casi nula, no podría decirse entonces que realmente no elegimos a nuestra pareja si no que aceptamos al que en nuestro circulo posible sea el más adecuado. Ya no existe esa época dorada en la que por amor se perdía la vida, la fortuna, la reputación y hasta la cordura; ahora todos y todas están disponibles, para qué un esfuerzo excesivo cuando algo parecido se consigue más fácil a la vuelta de la esquina, hemos hecho que el reto se pierda y como una especie conquistadora y colonizadora por naturaleza al perder esas características hemos tergiversado y perdido la pasión por la pasión, por el romance, por lo básico, por lo trascendente…

Sueno a viejita de 80 años, pero emocionalmente habría escogido nacer en otra época, menos vaga, menos fácil, menos mediata, desearía recibir una carta escrita a mano y no un WhatsApp, una llamada en vez de un sms, unas piedritas en la ventana a una hora inesperada y no 200 mensajes a través de una pantalla que roban tanto tiempo y a veces no dicen mucho, que lindo sería ponerse una cita en una hora y lugar y cumplirla, sin tener que reconfirmar y hablar por días de ello, cada vez estamos más conectados pero más solos, los abrazos, risas, besos, fiestas, copas, existen a través de emoticones, en la vida real ese estrecho círculo social con el que se  forman cadenas eternas de mensajes se ve solo una vez al año, no ríe cuando se ven, escasean los abrazos, la fiesta es casi obligada y muchos ya no beben. La aparente evolución solo nos ha alejado como personas. Cambiamos expresiones por abreviaciones, dejamos de usar la lengua para ensanchar nuestros dedos de tanto escribir, permitimos que la vida fuera publica pero nos quejamos de la falta de intimidad, nos cuesta mirar a nuestro interlocutor por más de media hora seguida sin ver el celular pero alegamos que no entendemos porque el mundo se ha vuelto tan frío…somos simplemente humanos, una especie que se apodero de un mundo y lo drena poco a poco, somos consentidos, estamos acostumbrados a tenerlo todo, a tener tanto, podemos ver a nuestro alrededor y las maravillas dejaron de sorprendernos o peor aún dejamos de verlas…

Está bien creer en esas fantasías, también está bien no hacerlo, simplemente no considero que este bien abandonarnos, rendirnos como especie, podemos ser una masa inteligente, la evolución no está en contra de los principios, la tecnología no pelea con la pasión, cambiar un drama por otro que nos satisface menos no tiene sentido.

Goza, llora, pierde, apuesta, tómalo o déjalo, pero con pasión, eres un ser humano!

Detesto!

Quizás no tenga un genio muy amable y eso ayuda a que la lista de cosas que suelen molestarme sea más extensa que la del promedio…pero es que como no molestarse con ciertas actitudes verdaderamente irritantes a las que además la mayoría parece haberse acostumbrado o aun peor apoyan su existencia. Por ejemplo y no creo estar tan equivocada, detesto la lástima falsa, es casi morbosa esa tradición que tienen algunas personas de sentarse a almorzar y ver videos de mil tragedias y repetir una y otra vez,” no puedo creer lo que hizo este infeliz”, “mira, mira como dejó a su propia hija”, y buscan otras fuentes que reporten el hecho para ver nuevas imágenes de la desgracias, es en serio? Qué clase de enfermo mira las imágenes de una niña golpeada, de niños asesinados, de personas violadas, una y otra y otra vez, para demostrar lo terrible que le parece, díganme que no es ridículo convertir en el chisme del día la tragedia!

Detesto la gente que escupe en la calle, la gente que se ríe por todo y la que nunca lo hace también, pero al top llega la gente positiva, me revienta esa falta de aceptación por la vida normal, que a veces simplemente es difícil, dura!…me vine en chanclas y llovió, “bueno al menos traje un saco” Qué clase de respuesta estúpida es esta, te viniste en chanclas y llovió, que fastidio tener los pies mojados, y punto, es malo, no tiene un lado positivo!. Pasan cosas buenas y malas, las malas no tienen un lado positivo, si algo le cae mal a tu panza no vas a vomitar un arcoíris, te vas a sentir mal, no hay puntos medios, ni buenos y punto!

Detesto entrar un baño y que el papel higiénico esté puesto al revés, no es cuestión de obsesión, hay cosas que tienen un solo sentido, se ve , se siente, no?. Detesto la gente que te saluda como si fueran mejores amigos de años, mis mejores amigos son 5, me acuerdo de sus nombre y ellos de mi cumpleaños, no ando en busca de nuevos y esa besuqueadera es innecesaria. Detesto el olor de los buses en las mañanas, demasiado de todo, que desayunara la gente que huele tan raro, será que no conocen el maravilloso olor del café?

Detesto que estos disque mejores nuevos amigos traten de encontrar coincidencias de sus vidas con la mía, repito si tuviéramos coincidencias nos conoceríamos y no tendríamos la necesidad de buscar coincidencias forzadas, que? si ambas tenemos zapatos rojos eso indica que la lactosa también nos hace daño y si así fuera el destino nos tiene preparada la misma vida?, no!, basta de buscar similitudes donde no las hay, somos individuos!

Detesto los diminutivos, para que gastaron tanto mis padres en registros, actas de nacimiento y cerebro buscando mi nombre, a que se debe esa confiancita de llamarme por un diminutivo? Detesto la gente que critica todo, pero aún más a la que todo le agrada (sí, generalmente forman parte del grupo de los optimistas).

No es que haya tenido un mal día, ni una experiencia reveladora, ni sea una amargada o tenga una vida frustrada, simplemente reconozco que la vida es vida y viene con todo, lo bueno y lo malo a diario. Abro puertas a cualquier tipo de actividades, experiencias y solicitudes, depende de cómo, quién, cuándo y dónde, o no?